Banner Superior

header ads

Charlie, Charlie..la nueva moda de espiritismo social.


La nueva era tecnológica sin duda ha traído muchas ventajas a lo largo de los años de su evolución, sobre todo en el campo de la investigación y, actualmente, en las comunicaciones sociales, pero esto se puede convertir en un arma de doble filo.

La invención de las redes sociales puede catapultar al mero desconocido hasta convertirse en una ciber-estrella mediática, o convertir cualquier acontecimiento cotidiano (o no) en todo un fenómeno viral, capaz de dar la vuelta al mundo y causar tendencias sin importar su veracidad o no.
El último boom en las redes sociales es un sencillo juego de espiritismo, alejado de cualquier intento de control o captación de datos, que se realiza tan sólo con dos lápices, una hoja de papel y una simple oración a modo de invocación al espíritu de Charlie. Un fenómeno que está revolucionando las redes.



El método, aunque tan simple como rudimentario, parece funcionar a “todo el mundo”, dado el gran número de vídeos y testimonios de todas partes del planeta que inundan la gran red con los resultados. Entre éstos resultados cabe destacar que la mayoría se trata de grupos sin experiencia en ningún tipo de “comunicación extrasensorial” ni experiencias anteriores, cualquier persona y cualquier lugar sin carga de impregnación o magnética parece ser válida para que el más que solicitado espíritu se ponga en contacto con todo el mundo, dejando atrás aquellas peligrosas y tradicionales sesiones de espiritismo y ouija en las que se ha de tener el espacio controlado, contar con personas experimentadas y un control afín de la situación o alguien con ciertas dotes o sensibilidades extrasensioriales, amén de que ni aun así se consiguen resultados o supuestas comunicaciones siempre.…

Es curioso que, siguiendo la hipotética historia del juego en cuestión, donde Charlie era un pobre niño que murió (dependiendo de la fuente, el origen de la muerte va desde una enfermedad, a un asesinato o suicidio), pero la poca inocencia del joven amigo ha llegado al punto de que corren por la red multitud de vídeos de personas presuntamente "poseídas" por algún demonio al invocar a Charlie.


Analizar el método carente de datos y su veracidad corresponde a cada uno, así como sacar sus propias conclusiones, pero desde nuestro punto de vista, nos parece algo más que “raro” que el alma del simpático Charlie sea capaz de simpatizar y comunicarse con todo el mundo a la misma vez y con resultados tan claro ¿Es Charlie y sus lápices el método definitivo para la comunicación extra-sensorial, o nos encontramos ante un nuevo efecto viral?? Esta es una cuestión que sólo podrá responder el tiempo…

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Yo lo he probado, no pude resistir la intriga, y na de na, se movio una vez por el desequilibrio del lapiz de arriba y nada mas. Un bulo como otro cualquiera. me alegro que no hagan fanatismo con ello

    ResponderEliminar